Lesedauer 12 Minuten

Perfil de la hierba medicinal

Nombre común

(Campo-) Cola de caballo, también conocida como equiseto. Parientes: Cola de caballo de los pantanos, cola de caballo de los estanques, cola de caballo de invierno y cola de caballo gigante.

Nombre latino

Equisetum Arvense

Uso tradicional

La cola de caballo se utiliza en medicina popular para tratar afecciones renales y de la vejiga, así como la congestión linfática y la retención de líquidos. También puede utilizarse para tratar la pleuresía en humanos y la inflamación crónica de la mucosa nasal. La planta también se utiliza para estabilizar el tejido conjuntivo (por ejemplo, para la celulitis) o externamente para lavar heridas mal curadas.

Tiene propiedades antioxidantes, antimicrobianas, antiinflamatorias, analgésicas, antidiabéticas, diuréticas, previene la formación de grava urinaria/piedras urinarias, protege las células hepáticas, efecto relajante sobre los músculos lisos (especialmente vasos sanguíneos, tracto digestivo), favorece la cicatrización de heridas, previene la agregación plaquetaria y la trombosis, favorece la regeneración ósea, aumenta el rendimiento cognitivo, actúa contra algunos tipos de cáncer. Contiene ácido silícico, fitosteroles, fenoles, taninos, saponinas, flavonoides, triterpenos, aceites esenciales y niveles relativamente altos de potasio. Especialmente conocido por su alto contenido en silicatos (5-10% SiO2), sobre todo sílice.

Contraindicaciones

Precaución: La inofensiva y sana cola de caballo de campo puede confundirse fácilmente con la venenosa cola de caballo de los pantanos, que incluso secada en heno puede provocar intoxicaciones y provocar ataxia, convulsiones e incluso la muerte. La cola de caballo sólo debe utilizarse con precaución en caso de enfermedad cardíaca o renal conocida, ya que su efecto diurético puede provocar una mayor eliminación de potasio. Dado que la cola de caballo contiene pequeñas cantidades de nicotina, no debe administrarse a yeguas gestantes o lactantes por precaución.

Cuándo se recoge

(Campo-) Los vástagos se recogen de mayo a junio, cuando los precursores solubles del ácido silícico aún están presentes.

¿Qué partes de la planta se utilizan?

La parte aérea, la planta entera

Cómo prepararlo

Fresca o seca, como planta entera o en infusión. La cola de caballo se prepara previamente en infusión para enjuagar las heridas que cicatrizan mal

Trivia

Se da en toda Europa, Asia y Norteamérica, en las zonas cálidas hasta el Ártico. La cola de caballo es una de las especies vegetales más antiguas, que en el Carbonífero tenía el tamaño de un árbol y formaba bosques enteros. Las colas de caballo no florecen ni forman semillas, sino que se reproducen por esporas, como los helechos (que también pertenecen a las plantas primitivas). Por su alto contenido en sílice, antiguamente se utilizaba para fregar ollas y pulir vajillas de peltre y madera. En el jardín, rociar con infusión de cola de caballo actúa como plaguicida natural contra el oídio en pepinos, tomates, rosales y vides. Puede propagarse de forma extremadamente rápida y persistente en su hábitat a través de rizomas.

Contexto histórico y curiosidades

La cola de caballo es una de las plantas más antiguas del planeta. Dominaban los bosques del periodo Carbonífero hace 300 – 400 millones de años. Así pues, gran parte de los yacimientos de carbón actuales son en realidad cola de caballo fosilizada, ya que estas plantas alcanzaban entonces un tamaño de unos 30 metros. En cambio, la descendiente que conocemos como «cola de caballo de campo» es más bien una planta diminuta con una altura máxima de medio metro.

Información general sobre la cola de caballo

La planta debe su nombre a su aspecto, ya que los tallos tienen brotes laterales individuales en forma de tallo que se anidan unos dentro de otros. Debido a su ubicación, se le dio el nombre de «arable», por lo que se considera una planta indicadora de suelos poco aireados y muy compactados (arable).

Su nombre en latín Equisetum arvenis está formado por las palabras equus (caballo) y seta (cerda, pelo), que juntas significan algo así como «cola de caballo» y de nuevo se remontan a la forma de la planta. El nombre de la especie, arvenis, significa «campo» y también hace referencia a su ubicación.

La cola de caballo como ayudante de cocina

Algunas personas también conocen la cola de caballo con el nombre de «equiseto». La planta recibió este nombre porque su estructura granulosa se utilizaba como agente abrillantador para la vajilla de peltre, destinada sobre todo a mostrar la riqueza de la burguesía y los campesinos ricos que no querían utilizar la sencilla vajilla de madera o cerámica de los pobres pero que, al fin y al cabo, no podían permitirse una vajilla de plata. La hierba de estaño se utilizaba para pulir la vajilla de estaño hasta conseguir un brillo tan intenso que casi parecía una cubertería de plata. La cola de caballo debe esta capacidad al ácido silícico y a las sales que contiene, que la planta utiliza para reforzar las estructuras de sus paredes celulares. También son la causa de la estructura quebradiza de la planta.

Uso terapéutico de la cola de caballo

Como tantas otras plantas medicinales, la cola de caballo ha sido utilizada por el hombre por sus efectos medicinales desde tiempos muy remotos. Se utiliza como agente hemostático desde la antigüedad. Al parecer, cayó en el olvido y no fue hasta el siglo XIX cuando la planta volvió a utilizarse en medicina. Posteriormente, el pastor Kneipp lo recomendó para el tratamiento del reumatismo y la gota, así como para mejorar la cicatrización de las heridas.

Incluso hoy en día, la cola de caballo se sigue utilizando como terapia de enjuague para las enfermedades del tracto urinario y los riñones, ya que los flavonoides y el alto contenido en potasio tienen un efecto de enjuague. Sin embargo, la terapia con la planta debe evitarse en caso de deterioro de la función cardíaca y renal. El alto contenido en sílice también favorece la regeneración y el fortalecimiento del tejido conjuntivo.

La cola de caballo tiene muchos usos en medicina veterinaria, que van desde el tratamiento externo para heridas y enfermedades oculares hasta la administración interna para infecciones del tracto urinario o edemas.

Cola de caballo de los pantanos – el hermano venenoso

Sin embargo, ¡se recomienda precaución! La cola de caballo sana puede confundirse fácilmente con la cola de caballo de los pantanos, que es venenosa. Por lo tanto, no es aconsejable recolectarla en estado silvestre, ya que la ubicación por sí sola no indica si se trata de cola de caballo de campo o de cola de caballo de los pantanos; la cola de caballo de campo también puede encontrarse en las orillas pantanosas de los arroyos y la cola de caballo de los pantanos puede extenderse a prados secos. Las dos especies se distinguen por la longitud de las vainas del tallo en relación con los brotes laterales.

Estilo de una cola de caballo con líneas negras
Un truco sencillo para identificar la cola de caballo de los pantanos y la cola de caballo de campo es la prueba de la lágrima. La especie se reconoce por la longitud de las vainas del tallo en relación con los brotes laterales. Esto también requiere experiencia. Si no está seguro, no toque las plantas. ©️ Adobe Stock / Rüdiger Jahnke

En la cola de caballo de campo, las vainas del tallo son más cortas que la primera rama de los brotes laterales asociados, mientras que en la cola de caballo de los pantanos es al revés. Se necesita cierta experiencia para distinguir las especies. Si no está seguro, no toque las plantas. Si se recoge la cola de caballo equivocada, sigue siendo muy venenosa incluso seca y puede provocar la muerte del caballo. Por lo tanto, suele ser más sensato comprar cola de caballo en una tienda especializada si no se está seguro al 100% de poder diferenciar estas dos especies tan parecidas.

Intoxicación por cola de caballo

La cola de caballo de los pantanos (Equisetum palustre) provoca la llamada intoxicación por cola de caballo, que se acompaña de ataxia y convulsiones en los caballos y puede incluso provocar la muerte del animal. También se ha observado hipotermia en los cascos, las orejas y el hocico de los caballos. La pérdida progresiva de peso también puede ser una consecuencia, especialmente en caso de intoxicación crónica subclínica con cola de caballo de los pantanos.

Esto fue investigado por Forenbacher en 1952 en 50 caballos con envenenamiento espontáneo y doce caballos con envenenamiento inducido experimentalmente. La vitamina B1 (tiamina) es destruida por las tiaminasas que contiene la cola de caballo de los pantanos, lo que provoca síntomas de carencia. Para demostrar la carencia de vitamina, se administró la vitamina a caballos envenenados y se evitaron los síntomas o se interrumpió el curso de la enfermedad.

La cola de caballo de los pantanos altera el metabolismo energético

Las vitaminas del grupo B son un amplio grupo de vitaminas muy diferentes que actúan sobre todo combinadas. Sin las vitaminas del grupo B, prácticamente no se producen procesos bioquímicos en el organismo del caballo. La vitamina B1, conocida como tiamina, es correspondientemente importante, sobre todo para el metabolismo energético de las células. Por eso, los caballos de deporte tienen unas necesidades mucho mayores que los de ocio, ya que consumen más energía. Esta es la razón por la que los caballos de deporte tienen unas necesidades significativamente mayores que los caballos de ocio, ya que consumen más tiamina, que es producida por el microbioma del caballo, en particular en el apéndice, y absorbida por el caballo.

Por consiguiente, un caballo sano siempre tiene un aporte suficiente de vitamina B1, por lo que una alimentación suplementaria es superflua. La excepción son los caballos que hayan comido heno que contenga helechos o cola de caballo de los pantanos. Éstas provocan una deficiencia aguda de tiamina y los veterinarios deben intentar detenerla administrando dosis elevadas de vitamina B1 hasta que el metabolismo natural de desintoxicación del caballo haya descompuesto y excretado las tiaminasas de las plantas venenosas.

Así que aquí tengo que estar atento a lo que crece en los prados y a lo que encuentro en mi heno. Mientras que la cola de caballo de campo es una planta útil que no tiene efectos tóxicos ni siquiera en grandes cantidades, la cola de caballo de los pantanos no debe estar en el comedero ni en el forraje, ni tampoco en los prados.

Uso de la cola de caballo en los caballos

Cuando se administra a los caballos, la cola de caballo tiene un efecto diurético y, por tanto, desintoxicante y antiinflamatorio, y está especialmente indicada para caballos con linfáticos fuertes o que tienden a tener las patas deslucidas, ya que su tejido conjuntivo se beneficia de los ácidos silícicos. Para un caballo adulto, administrar de 25 a 50 g al día, en seco con el pienso, en una mezcla con otras hierbas o en infusión (1-2 cucharadas soperas con 1 litro de agua y dejar en infusión durante 30 minutos o toda la noche como extracto frío). Los ponis reciben menos en función de su tamaño. Cuando se enfría, el té también puede utilizarse para enjuagar heridas, ya que tiene un efecto hemostático y astringente y estimula el metabolismo de la piel, lo que favorece la cicatrización de las heridas.

Fuentes

  • Pahlow, M: El gran libro de las plantas medicinales, Editorial Nikol, 9ª edición 2020
  • Billig, S. (28.4.2020): Cola de caballo de campo. Museo Alemán de Historia Médica. https://www.dmm-ingolstadt.de/dmmi-digital/ackerschachtelhalm.html (fecha de consulta: 8.9.2023).
  • Fritz, Dr. C. (2012):Alimentar a los caballos en forma. Cómo alimento a mi caballo de forma adecuada a su especie. Editorial Cadmos, Munich. 6. Edición 2019.
  • Fritz, Dr. C., Maleh, S. (2020): Enfermedades de civilización del caballo – tratamiento holístico de enfermedades crónicas. Editorial Thieme, Stuttgart. 2ª edición actualizada.
  • Peper, K.-H. (2015): Léxico de la medicina natural y popular de Frisia Oriental – Conocimientos recopilados desde 1560 hasta nuestros días. Editorial Isensee. Oldenburg.
  • PerNaturam GmbH: Cola de caballo de campo. https://www.goedenrother-gaerten.de/lexikon/pflanzen_fuer_pflanzen/d-acker-schachtelhalm-1995951352 (fecha de consulta: 8.9.2023).
  • Senger, V.G. (2004): Evaluación científica del uso de vitaminas y antioxidantes seleccionados en la dieta de gatos, perros y caballos: Afirmación y realidad. Munich.
  • Vogel, A.: Equisetum arvense L. Cola de caballo (Equiseto). https://www.avogel.ch/de/pflanzenlexikon/equisetum_arvense.php (fecha de consulta: 8.9.2023).
  • Carneiro, D. M., Jardim, T. V., Araújo, Y. C. L., Arantes, A. C., de Sousa, A. C., Barroso, W. K. S., … & Jardim, P. C. B. V. (2019). Equisetum arvense: Nuevas evidencias avalan su uso médico en la clínica diaria. Pharmacogn. Rev, 13, 50-58.
  • Boeing, T., Tafarelo Moreno, K. G., Gasparotto Junior, A., Mota da Silva, L., & de Souza, P. (2021). Fitoquímica y farmacología del género Equisetum (Equisetaceae): Revisión narrativa de las especies con potencial terapéutico para las enfermedades renales. Medicina complementaria y alternativa basada en pruebas, 2021.
  • Makia, R., Al-Halbosiy, M. M., & Al-Mashhadani, M. H. (2022). Fitoquímica del género Equisetum (Equisetum arvense). GSC Ciencias Biológicas y Farmacéuticas, 18(2), 283-289.
  • Luanda, A., Ripanda, A., & Makangara, J. J. (2023). Potencial terapéutico de Equisetum arvense L. para el tratamiento de afecciones médicas. Fitomedicina Plus, 100444.
  • Bag, A., Bhattacharyya, S., & Chattopadhyay, R. (2008). Plantas medicinales e infecciones urinarias: Una actualización. Reseñas de Farmacognosia, 2(4), 277.
  • Vora, J., Gandhi, M., & Pradhan, K. A. (2022). Té de hierbas: Una revisión actualizada sobre Equisetum, Camellia Sinensis e Hibiscus Rosa-sinensis. Chief Editor, 77.
  • da Costa e Silva, R. M. F., Alves Diniz, I. M., & da Fonte Ferreira, J. M. (2023). Extractos y compuestos de Equisetum para la regeneración ósea. Compuestos bioactivos de briofitas y pteridofitas, 713-739.
  • KRYVTSOVA, M., KOŠČOVÁ, J., KOHUCH, T., SAVENKO, M., & SPIVAK, N. (2021). Propiedades antimicrobianas y antibiofilmógenas de los extractos de brotes de Equisetum arvense L. Perspectivas actuales de las plantas medicinales y aromáticas, 4(1), 50-57.

Aquí encontrará más consejos sobre hierbas medicinales: Sanoanimal consejos sobre hierbas medicinales en la alimentación del caballo

Team Sanoanimal