Lesedauer 9 Minuten

Minerales inorgánicos: ¿qué dicen los hechos?

En uno de nuestros últimos posts, presentamos 5 puntos importantes que no se deben tener en cuenta en la alimentación de los caballos y provocamos muchas reacciones, lo que sin duda también se debe al hecho de que los puntos que mencionamos son muy populares en la alimentación de los caballos.

¿Son estas afirmaciones demasiado generalizadas? Cualquiera que nos conozca sabe que, en general, no creemos en las respuestas generalizadas. Sobre todo desde el punto de vista terapéutico en particular, cada caballo debe ser valorado y alimentado individualmente. Precisamente por eso siempre respondemos a la mayoría de los mensajes y preguntas que recibimos con «…no se puede decir eso en términos generales, porque no conocemos al caballo y no tenemos suficiente información» o «…deberías hacer una anamnesis detallada y holística».

PERO: Hay alimentos que pueden generalizarse y lo hacemos deliberadamente. Este sería el caso si un pienso no es adecuado para NINGÚN caballo, es decir, no hay excepciones. Si en lugar de generalizar hiciéramos una afirmación como «…con la mayoría de los caballos…», sencillamente no sería honesta, sino una mentira. En los puntos que hemos mencionado no existen tales excepciones.

Y sí, sabemos que ahora probablemente haya comentarios que digan: «Pero yo llevo años haciéndolo así y mi caballo está bien». Sabemos muy bien que hay muchos caballos que se alimentan de esta manera y muchos de ellos no tienen mal aspecto. Pero que algo funcione sin problemas no significa que sea sano o incluso beneficioso para la salud.

Pero hablemos de ello con más detalle. Por ello, profundizaremos en estos puntos en las próximas entradas. Ya hemos empezado con el tema del aceite, el forraje, la levadura de cerveza y los microorganismos eficaces. Seguimos con la pregunta de por qué la necesidad básica de minerales debe cubrirse más bien con minerales inorgánicos.

En nuestro sitio web, en el artículo «Mitos sobre la alimentación mineral», encontrará un excelente resumen de los razonamientos que subyacen a esta afirmación. Aquí está el enlace: https://wissen.sanoanimal.de/2018/07/20/mineralfutter-mythen/

¿Qué dicen la literatura y la ciencia?

© Adobe Stock/C.Castilla

Si desea leer estudios sobre diversos temas de salud, le recomendamos Pubmed, donde podrá encontrar rápidamente estudios sobre temas de interés, incluidos los minerales orgánicos, utilizando los términos de búsqueda pertinentes. Por supuesto, los autores de tales estudios presuponen los correspondientes conocimientos básicos de química, bioquímica y fisiología, por lo que no cabe esperar que la información, por ejemplo sobre el metabolismo de los minerales orgánicos o inorgánicos en los caballos, se sirva en porciones del tamaño de un bocado.

Las publicaciones científicas están dirigidas a científicos, por lo que debe tener un nivel básico de conocimientos para poder comprender y clasificar correctamente los estudios. Básicamente, no hay un solo estudio que presente un tema en su totalidad. Más bien, trabajar con una base científica es como hacer un rompecabezas. Un estudio aporta una parte, el otro otra y luego, en algún momento, se puede juntar todo.

Por ello, se recomienda familiarizarse primero con los fundamentos de la química general e inorgánica, por ejemplo, con el libro de texto «Química: Estudiar compacto» de Pearson Verlag. La traducción del inglés es un poco torpe en algunos puntos, pero es una buena introducción. A partir de ahí, recomendaríamos «Biochemistry» de Stryer, de Springer Verlag, la biblia de los bioquímicos, que enseña todo lo básico que se necesita para entender la fisiología.

Para profundizar en la patobioquímica, recomendamos el siguiente libro de Löffler «Biochemie und Pathobiochemie», también publicado por Springer. A continuación, puede pasar a la fisiología, donde «Physiologie der Haustiere» de Engelhardt, de la editorial Enke, es una buena introducción al tema. Con estos conceptos básicos en mente, puede ir a Pubmed y encontrar más detalles sobre el metabolismo de los minerales inorgánicos y orgánicos en los caballos.

Pero aquí tienes algunos estudios y publicaciones más para que los consultes:

Baker, D.H., Ammerman,C.B., (1995): Copper bioavailability. Bioavailability of nutrients for animals: amino-acids, minerals and-vitamins. 127-156, Brommer,H., Oldruitenborgh-Oosterbaan, M.M.S.(2001): Deficiency in stabled dutch warmblood foals, J. Vet. Intern. Med. 15(5): 482-485 Coenen, M. (1991): Chloridhaushalt und Chloridbedarf des Pferdes Habil.-Schr. Hannover Coger, L.S., Hintz, H.F., Schryver H.F., Lowe J.E. (1987): The effect of high zinc intake on copper metabolism and bone development in growing ponies, Proc. Equine Nutr. Physiol.Soc. 173-176 Cymbaluk, N.F., Schryver, H.F., Hintz, H.F., Smith, D.F., Lowe J.E. (1981): Influence of dietary molybdenum on copper metabolism in ponies, J.Nutr.111,96-106 Cymbaluk, N.F., Smart, M.E. (1993): A review of possible metabolic relationships of copper to equine bone disease, Equine Vet. J. Supplement 16,19-26 Dierenfeld, E.S., Atkinson S., Craig, A.M., Walker, K.C., Streich, W.J., Clauss, M.(2005): Mineral concentrations in serum/plasma and liver tssue of captive and free-ranging rhinoceros species, Zool. Biology 24 (1):51-72 Engelschalk, B. (2001): Untersuchungen zur Jodversorgung des Pferdes München, LudwigMaximilians-Universität, vet. Diss. Fascetti, A.J., Morris J.G., Rogers, Q.R. (1998): Dietary copper influence reproductive efficiency of queens, J. Nutr., 128: 2590-2592 Henninger R.W., Horst, J. (1997): Magnesium toxicosis in two horses J. AM. Vet. Med. Assoc. 211(1):82-85 Hintz H.F., Schryver, H.F.(1972): Disponibilidad para ponis de calcio y fósforo de varios suplementos. J.Anim Sci 34: 979 Close window to return to IVIS Hintz H.F., Schryver, H.F, Doty,J., Lakin.C., Zimmermann R.A. .(1984):Oxalic acid content of alfalfa hays and its influence on the availability of calcium, phosphorus and magnesium to ponies J. Anim. Sci 58 (4): 939-942 Hintz H.F., Schryver, H.F, Lowe, J.E., King, J., Krook, L. (1973): Effect of vitamin D on calcium and phosphorus metabolism in ponies. J. Anim. Sci 37: 282 Hintz, H.F. (1996): Mineral requirements of growing horses, Pferdeheilkunde 12 (3): 303-306 Hoyt, J.K., Potter G.D., Greene L.W. and, , Anderson. J.G. (1995): Copper balance in miniature horses fed varying amounts of zinc, J.Ec.Vet. Sci. 15,357-359 Gürer, C.,(1985) Untersuchungen zum Kaliumstoffwechsel des Pferdes bei marginaler Versorgung und zusätzlicher Belastung, Tierärztliche Fakultät Hochschule Hannover, vet. Diss. Harrington D.D. (1975): Influence of magnesium deficiency on horse foal tissue concentration of Mg, calcium and phosphorus, Br. J. Nutr. 34 (1) 45-57 Kirchgeßner, M. (2004): Tierernährung, 11. Auflage, DLG-Verlag Kreyenberg, K. (2003): Zinkserumresponse beim Pferd nach oraler Verabreichung von unterschiedlichen Zinkverbindungen München, Ludwig-Maximilians-Universität, vet. Diss. Kursa J., Rambeck W.A., Kroupova V., Kratochvil P., Travnicek J. (1998): Strumavorkommen bei Kälbern in der Tschechischen Republik, Tierärztl. Prax. 1998;26:326-31 Lensing, A. (1998): Eine Pilotstudie zum Einfluss der Fütterung auf Knochenmarker beim Pferd. München, Ludwig-Maximilians-Universität, vet. Diss. Lawrence L.A. Ott E.A., Asquith R.L. Miller G.J. (1987): Influence of dietary iron on growth, tissue mineral composition, apparent phosphorus absorption, and chemical properties of bone. Pp 563 in Proc. 10th Ec. Nutr. Physiol. Soc. Symp. Fort Collins, Colorado state University Lindner, A. (1983):Untersuchungen zum Natriumstoffwechsel des Pferdes bei marginaler Versorgung und zusätzlicher Bewegungsbelastung, Diss. Hannover Mertz, W.(1986): Trace Elements in Human and animal nutrition, 5th Ed., Academic Press Meyer, H., Schmidt M., Lindemann G., Muuss H. (1982): Praecaecale und postileale Verdaulichkeit von Mengen- (Ca, P, Mg) und Spurenelementen (Cu, Zn, Mn) beim Pferd. Fortschr.Tierphysiol.Tierernährung. Heft 13, Paul Parey, Hamburg und Berlin. 61-69 Meyer, H. (1994): Kupferstoffwechsel und Kupferbedarf beim Pferd. Übersichten zur Tierernä hrung 22: 363-394 Meyer, H., Coenen, M. (2002) Pferdefütterung. Parey Verlag, Berlín NRC (1989): Consejo Nacional de Investigación: Nutrient requirements of domestic animals – Nutrient requirement of horses. National Academy Press, Washington, D.C. Mullaney T., Brown, C. (1988): Iron toxicity in neonatal foals, Ec. Vet. J. 20: 119 Olsman, A.F.S., Huurdeman, C.M., Jansen, W.L., Haaksma, J., van OldruitenborghOosterbaan, M.M.S, Beynen, A.C. (2004): Macronutrient digestibility, nitrogen balance, plasma indicators of protein metabolism and mineral absorption in horse fed a ration rich in sugar beet pulp, J.Aim.Physioll.a.Anim.Nutr.88: 321-331 Payne R.L.., Lavergne T.K., Southern L.L.(2005): Effect of inorganic versus organic selenium on hen production and egg selenium concentration, Poultry Science 84(2): 232- 237 Podoll K.L., Bernard J.B., Ullrey D.E., DeBar S.R., Ku P.K., Magee W.T.(1992): Dietary selenate versus selenite for cattle, sheep, and horses, J. Anim. Sci. 70(6):1965-70 Rudert, C.P., Oliver J. (1976): Effect of thiocyanate on the occurrence of goitre in new-born lambs, Rhodesian Journal of Agricultural Research 14(2)67-72 Close window to return to IVIS Schryver, H.F., Craig, H., Hintz, H.F (1970): Calcium metabolism in ponies fed varying levels of calcium, J. Nutr. 100: 955-964 Schryver, H.F., Hintz, H.F., Craig P.H. (1971) Calcium metabolism in ponies fed a high phosphorus diet, J.Nutr. 101:259-264 Schryver, H. F., Hintz, H.F., Lowe, J. E., Hintz, R. L., Harper, R. B., Reid, J.T. (1974): Mineral composition of the whole body, liver, and bone of young horses. J. Nutr. 104: 126-132 Schryver, H.F.(1975): Intestinal absorption of calcium and phosphorus by horses J.S. Afr. Vet. Assoc. 46(1) 39-45 Shargel L.,Yu A.B.C.(1999) Applied Biopharmaceutics and Pharmacokinetics(Hardcover) 4th ed., Appleton6Lange, Stanford, ISBN 0-8385-0278-4 Silva C.A.M, Merkt, H., Bergamo P.N.L., Barros,S.S., Barros C.S.L., Santos M.N., Hoppen H.O., Heidemann, P., Meyer H. (1987): Jodvergiftung beim Vollblutfohlen, Pferdeheilkunde 3:271-276 Strickland, K., Smith, F., Wood, M., Mason, J.(1987): Dietary molybdenum as a putative copper antagonist in the horse, Ec.Vet.J. 19, 50-54 Stürmer, K.(2005) Untersuchungen zum Einfluss der Fütterung auf den Säure-Basen-Haushalt bei Ponys. München, Ludwig-Maximilians-Universität, vet. Diss. Van Doorn, D.A., Everts H., Wouters H:, Beynen A.C.(2004): The apparent digestibility of phytate phosphorus and the influence of supplemental phytase in horses, J. Anim. Sci. 82(6): 1756-63 Wichert, B., Kreyenberg, K., Kienzle, E. (2002): Serum response after oral supplementation of different zinc compounds in horses, J.Nutr. 132(6), 1769-70 Wiesner E.(1967):Ernährungsschäden der landwirtschaftlichen Nutztiere, VEB Gustav Fischer Verlag Jena Wood, C., Clauss, M. (2004): ¿Flebotomías panda? The need for comparative screening for haemochromatosis, Lancet 364 (9443):1384-5 Zeyner,